Desde que los smartphones llegaron a nuestras vidas, el desarrollo de apps para móviles se ha convertido en algo indispensable para la mayoría de iniciativas de negocio. De hecho, existen aplicaciones específicas para cada necesidad, y cada vez más empresas ofrecen sus servicios a través de este canal. Así, suponen una revolución tecnológica que permite a los clientes acceder directamente a la oferta de servicios con sus teléfonos inteligentes, en cualquier momento y lugar.

Desarrollar una aplicación móvil, sin embargo, puede parecer un proceso complejo. Pero, si cuenta con los profesionales adecuados, como los de Granota.net, puede tener su aplicación profesional lista en menos tiempo del que se imagina.

¿Cuál es nuestro proceso?

A continuación, le explicamos cómo desarrollamos una app desde el nacimiento de la idea hasta su lanzamiento:

Evaluación y maqueta

En primer lugar, evaluaremos sus necesidades mediante un briefing. Con este documento completo, le informaremos del presupuesto de su aplicación móvil. Cuando todo esté acordado y comience el proceso de diseño y programación, le mostraremos un mockup del aspecto que tendría en un futuro su app. Este sería el momento de aplicar los cambios pertinentes: tamaños, colores, funcionalidades… Todo lo que nos proponga lo añadiremos al mockup hasta conseguir la aplicación perfecta para sus necesidades.

El prototipo

Cuando el mockup quede completamente diseñado, procederemos a crear el prototipo de su aplicación móvil. Es decir, pasamos de la imagen diseñada previamente a generar una aplicación real, en la que se pueda observar directamente su funcionamiento y aspecto. Posteriormente, procederemos a mostrárselo de nuevo y continuaremos aplicando los nuevos cambios que nos proponga, hasta obtener una versión final del prototipo.

Programación de la app

El siguiente paso es la programación. Teniendo en cuenta el diseño y las funcionalidades aprobadas, comenzaremos a programar la aplicación para hacerla funcionar al 100 % con todas las características aprobadas por el cliente. Después, procederemos a mostrarle de nuevo nuestros avances para añadir posibles matices o aplicar los cambios pertinentes.

Testeo de la aplicación

Por último, someteremos a la app a nuestro banco de pruebas, con el fin de detectar posibles fallos antes de su lanzamiento. Con la fase del banco de pruebas finalizada, la app ya estará disponible para su lanzamiento.

Es indiscutible que tener una aplicación móvil bien diseñada puede decir muchas cosas buenas de su negocio. Ayuda a los clientes a posicionar su marca frente a otras, simplifica el proceso de compra, de información, etc.

El desarrollo de apps para móviles no tiene por qué ser un proceso difícil si cuenta con los mejores profesionales a su alcance, como los que le ofrece Granota.net. Si quiere obtener los mejores resultados posicionando a su empresa o marca a través de una aplicación móvil, los profesionales de Granota.net estaremos encantados de ayudarle a llevar a cabo sus ideas.