Desde hace un tiempo se habla insistentemente del marketing de contenidos como una estrategia fundamental en el marketing digital, pero ¿en qué consiste?

El marketing de contenidos es una estrategia basada en el desarrollo de contenidos comerciales de valor añadido para nuestros clientes. Se trata de evitar los mensajes comerciales al uso basados en transmitir nuestro mensaje, para ofrecer contenidos valiosos y útiles a los potenciales clientes asociados a nuestra firma comercial.

El objetivo de esta estrategia es fidelizar a nuestros clientes y tratar de captar otros nuevos, aportando valor sin pedir nada a cambio y evitando los tradicionales anuncios que suelen interrumpir la actividad diaria de los consumidores.

Los principales beneficios que esta técnica publicitaria puede aportar a nuestra empresa

Asimismo, existen numerosas plataformas para distribuir nuestros contenidos: además de las redes sociales tradicionales, podemos crear contenido para blogs y webs, enviarlo a través del mail en forma de newsletter, distribuirlo como una infografía e, incluso, organizar webinars.

Las formas de distribución son casi infinitas y los beneficios para nuestra empresa se revelan como muy grandes, si tenemos en cuenta los escasos costes de producción y distribución que requiere esta estrategia comercial.